Inicio > Política, Sociedad > Piñera y el Banco de Talca; su “respeto” por la Ley

Piñera y el Banco de Talca; su “respeto” por la Ley

pineraDe una manera extraña, subrepticia y rozando la mala fe (siendo estúpidamente ingenuos) estalló en estos últimos días la historia de Sebastián Piñera en el Banco de Talca y su encargatoria de reo dictada en Agosto del año 1982. Para la gran mayoría el hecho de que un candidato a la presidencia haya comprometido su libertad en un proceso judicial es motivo de reprobación, pues un postulante al más alto cargo político del país no puede estar involucrado en situaciones que comprometan su integridad como persona. El solo hecho de haberse escondido de la justicia (y no haber estado prófugo como dicen los periodistas, ya que no había una condena) es una tacha que lo inhabilita.

Pero la realidad es diferente. Estamos en una época en que es cada vez más fácil conocer las contradicciones humanas de los representantes públicos. Nos hemos despertado de la realidad onírica que nos decía que ellos eran entes cuyas vidas eran perfectas y que en su interior no se albergan bajezas, penas, dolores, odios, envidias, etc. El caso de Piñera es uno de esos: sabemos que en el año 1982 Piñera sintió miedo de perder su libertad. El temor de saberse injustamente detenido (porque sólo en muy contados casos se duda de la inocencia propia) se apoderó de él. Por eso que ante el proceso que se seguía por la Quiebra de la entidad bancaria, optó por esconderse y desde la clandestinidad de 21 días adoptó las estrategias para revertir la situación.

Todo hasta acá es tan humano. “Humano, demasiado humano” nos diría Nietzsche. Y es que no puede ser de otra manera. Un político no es más que un hombre al cual le gusta jugar con poder, con la autoridad y con el conflicto. Pero en lo demás es como el vecino. Ya lo advirtió Marco Enríquez-Ominami, quien en un acto propio de positiva desfachatez juvenil y siguiendo el ejemplo de Barack Obama, admitió haber consumido marihuana y cocaína. En estos tiempos en que los realities shows están a la orden del día, la gente que los ve y que es la que vota y decide elecciones, está ávida de conocer el interior de los candidatos. Los medios alimentan ese morbo y estén de acuerdo o no, los políticos como Piñera deben abrir parte de su intimidad y de su historia para entrar en la vorágine de la comunicación y así, entregar su mensaje. Lamentablemente para Sebastián, la noticia le llegó como un misil lanzado desde el comando concertacionista.

Como haya sido, creo que debemos ahondar en el verdadero problema de Piñera y que es el que debe preocuparnos como votantes, electores, o bien, como simples ciudadanos. El problema de Piñera fue el poner en marcha la maquinaria del nepotismo (que en Chile es un verdadero virus) para zafarse de un proceso judicial, en el cual otro gerente, sin esas prerrogativas, hubiese tenido que afrontar sólo con las armas que franquea la ley. Esa es la cuestión: Piñera creyó estar por sobre el ordenamiento jurídico del país que pretende gobernar, al presionar al juez Luis Correa Bulo que sustanciaba la causa, por medio de sus contactos y eso en un candidato a la presidencia no es grave: es gravísimo.

Acá no se trata de analizar una conducta interna dentro de la esfera personalísima del candidato. Eso no nos tiene por qué incumbir. Pero cuando se trata de respetar la Constitución y las leyes, o más explícito aún, cuando se trata de elegir a la persona que podrá dictar proyectos de ley que en definitiva serán normas coercitivas, generales y abstractas para que las respetemos, sí. Debemos exigir que quién las realiza, tenga en lo más alto el respeto por “la declaración de la voluntad soberana”. Sebastián Piñera, puesto en la dicotomía que consistía entre sacrificar la seguridad personal a cualquier costo o lisa y llanamente acatar la ley, prefirió lo primero. Puesto en su lugar, cualquier mortal haría lo primero y es entendible. Más, un Presidente de la República estará en el epicentro de aquella tentación innumerables veces y si su elección es la misma de Piñera en el 82, puede traer catastróficas consecuencias para el país.

Esto no es un panfleto político. Insisto que acá no se trata de decir qué candidato es mejor que otro. Lo que entra en juego es qué aptitudes éticas tiene  un sujeto que encausará la política por cuatro años. Es entender que Piñera jugó sucio cuando justamente la vida lo puso en aquellas situaciones en que se dividen los grandes de los pusilánimes. Un ser humano no se juzga por lo que dice, sino por lo que hace. Él podrá tener las mejores intenciones, pero a la hora de concretar su actuar, creo que ya ha dado muestras de que su juicio de valores no está a la altura. Y esto del Banco de Talca es sólo un ejemplo de los muchso otros que han salido al escrutinio público (endesa, radio Kyoto, tarjetas de crédito,etc.).

Es por todo lo anterior que creo que, al menos moralmente, no está capacitado para ser Presidente de Chile.

Anuncios
  1. Invertebrado
    agosto 6, 2009 en 3:22 pm

    Seguramente los expertos en corrupcion y desvios fiscales de miles de millones de dolares a sus campañs politicas, la Concertacion, esa si que moralmente estan capacitados para seguir gobernando (robando). Imbecil-

  2. simonia
    agosto 6, 2009 en 11:06 pm

    y en qué lado defiendo a la Concertación?? seré tan imbécil que no lo leo o habrá alguien doblemente imbécil que se confundió e insulta sin más??
    tolerancia, tolerancia

  3. ALFONSO
    febrero 2, 2010 en 7:33 pm

    no entiendo nada de estos politicos. solo se que todos usan el poder para llevar mas y mas agua a su molino. ¿estará capacitado piñera para gobernar? esta pidiendo ayuda a la consertación.-

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: