Inicio > Historia, Política > Peor enemigo de la derecha: la derecha

Peor enemigo de la derecha: la derecha

logo-rn-udi3Según Univisión.com Chile “vive el proceso electoral más incierto desde el fin de la dictadura”. Algunos podrán estar de acuerdo con esa afirmación, otros quizás no tanto, pero lo cierto es que quien se precipite a dar un pronóstico “certero” acerca del resultado en diciembre peca de ingenuo. La incertidumbre se ha instalado en el casi siempre fome escenario político nacional, en donde -al menos en primera vuelta- nadie tiene el sillón asegurado.

No obstante, hay luces de lo que ocurrirá y es de mi humilde creencia que en Enero de 2010, Eduardo Frei será electo Presidente de Chile luego de derrotar a Sebastián Piñera en segunda vuelta. Esto para mí no significa ningún motivo de alegría, pues no soy concertacionista. Tampoco me producirá desazón el ver a Piñera llegar hasta las dependencias del comando de Frei a reconocer su triunfo, ya que como algunos podrán advertir, no me siento al lado derecho del espectro político. Digamos que un quinto gobierno concertacionista se traducirá para mí en un continuismo decadente de los actos administrativos, mal llamados “decisiones políticas”, a los que el oficialismo nos tiene acostumbrados.

Lo que si llama mucho la atención es la posible derrota de la derecha, sector que en veinte años de democracia no ha sido capaz de construir un discurso coherente y auténticamente democrático. Incluso ahora, en momentos en que la Concertación está fragmentada en peleas intestinas, con un Marco Enríquez-Ominami que hurta votos naturales del progresismo oficialista, con un ex-ministro de Allende que aterriza en su sector, con otros candidatos menores cuya anterior militancia ha sido la misma Concertación y que por lo mismo, significa otra fuga de adhesiones; a pesar de todo eso, la alternativa de Piñera no se muestra como la gran carta del recambio gubernamental que debería. Hoy por hoy la derecha es como aquel equipo de fútbol que tiene todo a su favor pero que no logra concretar por la ineficacia de sus propios delanteros.

Lo anterior no se refiere únicamente a las reticencias fraticidas que existen entre la UDI y RN, azuzadas más que nunca por la carrera senatorial por la Quinta Costa entre Lavín y Chahuan, no. Esas peleas de contingencia no explican para nada el por qué la Alianza no ha estructurado una teoría política que encandile a la gente, incluso a la que por generaciones ha votado por ella. En el fondo, lo que le juega en contra es la nula renovación de sus postulados y la consiguiente accesión de ideas que históricamente fueron de la derecha por parte de la Concertación: la protección de la propiedad privada, el fomento a la iniciativa económica de los particulares, una administración austera, un presidencialismo que protegiera a la democracia de vaivenes parlamentarios -entre otros aspectos- han sido implementados por la coalición que hoy está en el poder.

Con ese panorama a cuestas, el sector principalmente conservador de la derecha debería aprender de experiencias comparadas, sobretodo del ejemplo sueco en que la derecha conquistó el poder no criticando el modelo socialdemócrata, sino perfeccionando sus falencias. Sarkozy y Merkel a su vez, han adoptado un discurso en que el Estado tiene más preponderancia ante los cambios cíclicos de una globalización desenfrenada. Ilustraciones sobran, pero la inactividad o la terquedad de la Alianza para realizar la renovación es más fuerte.

Todo este cuadro se puede sintetizar muy bien mostrando quiénes son estos decimonónicos dirigentes derechistas que echan raíces en lo más oscuro de la dictadura pinochetista: Jovino Novoa, Hernán Larraín, Alberto Cardemil, Joaquín Lavín, Hernán Chadwick, Pablo Longueira, Andrés Allamand, etc. En todos ellos se ve aún la herencia del régimen militar, esa mirada despectiva a la democracia que les arrebató el país que por 17 años administraron según sus designios y deseos.

Y para coronar todo esto, qué mejor representante de este mundo anacrónico que el mismo Sebastían Piñera, cuyas prácticas en el mundo privado han dejado bastante que desear dentro del plano ético. Su encargatoria de reo por el manejo que hizo del Banco de Talca cuando era su gerente general, la venta de acciones de Endesa a los españoles a espaldas de los demás accionistas, la multa de la Superintendencia de Valores por comprar paquetes de acciones luego de recibir información privilegiada, etc. Es prácticamente imposible que una persona con ese historial sea capaz de dar un nuevo aire a su sector, el cual -dicho sea de paso- lo acepta a regañadientes como su candidato, pues su falso apoyo al retorno de la democracia no se lo perdonan.

Se desprende que ante las disyuntivas actuales, la derecha no puede mirar su origen fundacional, pues han pretendido olvidarlo, ya que no le es “rentable” políticamente hablando. Todo lo contrario de lo que sucede con la alicaída Concertación: ésta podrá verse a sí misma desangrar, pero sólo le basta mirar hacia atrás para encontrar su halo de misticidad en la franja del NO y que es la gran razón aún por la cual siguen ganando elección tras elección. La derecha necesita urgentemente una cirugía de cuerpo y alma si quiere llegar alguna vez a gobernar bajo las reglas del juego democrático y el comienzo de dicha intervención debe ser, necesariamente, una sacudida de todo su pasado con el régimen de Augusto Pinochet; sin embargo eso se ve casi imposible.

Anuncios
  1. julio 24, 2009 en 1:21 pm

    Pero hay un detalle, Piñera votó por el NO y nunca se le vió cercano al entorno de Pinochet, es más, ni habla de eso, no sé si porque no le conviene o simplemente está tirando más hacia la centro izquierda que a la misma derecha,,, por qué crees que hay tanto roce con la UDI???, otro Partido más que de un tiempo reniega del GM…. tampoco soy de dar pronóstico de lo que pasará en Diciembre. Lo mismo hice en la municipales, todos decían que mi candidadto no iba a ganar, que no era carta segura para ser edil, y yo calladita, con una sonrisa de respuesta, y resulta que GANAMOS!!!!… siempre es bueno no adelantarse a los hechos…. mejor es esperar que cualquier cosa puede pasar….
    Saludos….

  2. julio 27, 2009 en 10:08 am

    Tienes un merecido Premio en mi blog, después de los videos sobre Frei. Pasa a recogerlo.
    Cariños….

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: